La Provisión de Canaán

Deuteronomio 8:7-10

 

Introducción: La semana pasada aprendimos como Dios provee en el desierto, una provisión sobrenatural, una provisión diaria, de acuerdo a nuestras necesidades,  y  sobre todo aprendimos el principio de cómo Cristo está con nosotros, en los momentos de desierto, es la roca dispuesta a proveer y suplir para nuestras vidas.  El es el verdadero mana, o pan del cielo. Hoy veremos a través de la palabra la provisión de Canaán.

Canaán era la tierra prometida, era el lugar de promesa y destino que Dios tenia para su pueblo Israel.  El desierto fue un lugar de provisión, de preparación, pero Canaán era el lugar de mayor provisión (de abundancia).   Que características tiene la provisión  de Canaán?

I.- La provisión de Canaán  no depende de tu habilidad o fuerza, sino que viene dada  por la lluvia de Dios.

a.- No es como en Egipto (Mundo).

Deuteronomio 11:10: La tierra a la cual entras a tomarla no es como la tierra de Egipto, de donde habéis salido, donde sembrabas tu semilla, y regabas con tu pie, como huerto de hortaliza.

La agricultura en Egipto, dependía de la irrigación que recibe su fecundidad de las inundaciones periódicas del Nilo (cf. Is 23.3; Am 8.8) y exige un esfuerzo constante para distribuir el agua en las zonas de cultivo, se usaban los esclavos hebreos para abrir los canales, con sus pies. Dependían de la inundación anual del Nilo, para fertilizar la tierra. Este proceso de la inundación era tan necesario como lo era destructivo. En Canaán la agricultura dependía de  las lluvias del cielo.

En Egipto tu provisión era de un huerto (limitada), en Canaán Dios te da la tierra completa para que la disfrutes. En Egipto se  hacen negocios (muchas veces turbios), en Canaán Dios hace las cosas para que se den los negocios de bendición. Cuando estás en Canaán, la bendición que Dios te da es la que enriquece y no añade tristeza con ella.

b.-  Es una provisión  abundante dada por Dios y que tiene la protección de Dios.

Deuteronomio 11:11: La tierra a la cual pasáis para tomarla es tierra de montes y de vegas, que bebe las aguas de la lluvia del cielo; tierra de la cual Jehová tu Dios cuida, siempre están sobre ella los ojos de Jehová tu Dios, desde el principio del año hasta el fin.

Veamos algunas traducciones de este versículo 1:

Nueva versión Internacional: Pero la tierra va a cruzar el Jordán para tomar posesión de una tierra de montañas y valles bebe agua de la  lluvia del cielo.

            Otra traducción dice:   Más bien, la tierra que pronto se hará cargo es una tierra de colinas y valles con abundante lluvia.

La Biblia King James expresa: Pero la tierra adonde vais a tomar posesión de ella, es una tierra de colinas y valles, y el agua que bebe de la lluvia de los cielos.

El salmo 65:9: Visitas la tierra, y la riegas, con el rio de Dios, lleno de aguas, preparas el grano de ellos, cuando así la dispones, haces que se empapen sus surcos, haces descender sus canales,, la ablandas con lluvias, bendices sus renuevos.

Algo interesante con respecto a la lluvia, es que se asocia con Malaquías 3: 10 dice Dios a Israel: Traed los diezmos al alfolí, y haya alimento en mi casa, y probadme ahora en esto, si no os abriré las ventanas de los cielos y derramare sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde;  dice que la tierra  no sería estéril, es porque la lluvia de Dios habría descendido sobre ella.   

Tierra de montes y valles, montes representan en este contexto  protección de Dios, el Salmo 121:1,3 dice, Alzare mis ojos a los montes de donde vendrá mi socorro, mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y al tierra. Y  así como Jerusalén tiene montes alrededor de ella, así Jehová esta alrededor de su pueblo.

El texto añade que Dios puso sus ojos sobre Canaán,  la nueva versión internacional dice: Es una tierra que Jehová tu Dios cuida de ella; los ojos de Jehová tu Dios continuamente en él desde el principio del año hasta el final.

La traducción nueva vida  dice lo siguiente: una tierra que Jehová tu Dios cuida. Él vigila a través de cada estación del año.

365 días cuidada por Dios, desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre del 2010.

 

II.- La provisión de Canaán  contiene  la abundancia de Dios para nosotros.   

Deuteronomio 8:7: Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes, y de manantiales, que brotan en vegas y montes.

La traducción de las Américas dice: Porque el SEÑOR tu Dios te trae a una tierra buena, a una tierra de corrientes de aguas, de fuentes y manantiales que fluyen por valles y colinas;

Otra traducción más moderna dice. El Señor tu Dios te introduce en la buena tierra. Es una tierra con ríos que no se sequen. Hay manantiales  y corrientes subterráneas que fluyen por los valles y colinas.

a.- Arroyos y Manantiales:

Arroyos: es una corriente natural de agua que normalmente fluye con continuidad, pero que, a diferencia de un río, tiene escaso caudal, que puede incluso desaparecer durante el estiaje. Por esto vemos al profeta Elias, en el arroyo de Querit, que paso un tiempo de provisión, pero el arroyo se seco. Esto representa provisión por un tiempo específico, puede ser un empleo, un trabajo, un negocio que Dios permitió por un tiempo.

Manantiales: Corriente de agua que mana o brota de la tierra o de las rocas de forma natural. Son las fuentes de agua natural de mejor calidad. Esto se debe al hecho de que el recurso, antes de surgir a la superficie terrestre, ha viajado por kilómetros de rocas, sedimentos y suelos que sirven como filtros naturales para remover de él todo tipo de contaminantes y, en muchos casos, lo han enriquecido con preciosos minerales y sustancias que los seres humanos necesitan.

Esto representa provisiones que vienen de donde menos te imaginas, surgen, de exteriorizan, salen del interior, de lo oculto, Dios hace que salgan a luz.

     b.- Leche, miel y más…………

Deuteronomio 8: 8-9: Tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite  y de miel. Tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltara nada en ella; tierra cuyas piedras  son hierro y de cuyos montes sacaras cobre. Y comerás y te saciaras, y bendecirás a Jehová tu Dios por la buena tierra que te habrá dado.

Dios llamo a Canaán la tierra que fluye leche y miel:

La leche; a propósito cuánto cuesta una lata de leche para tus hijos?. Dios te dice que fluirá leche y miel. La leche me habla de provisión de alimento para mis hijos. También me habla de producción.

Al utilizar el término "leche y miel", Dios la describe como una tierra buena para la cría de ganado, lo que produciría gran cantidad de leche, además de ser fértil para el cultivo de árboles frutales y flores con néctar, de manera que las abejas pudieran producir miel abundante. (En las escrituras hebreas, la miel podía también referirse a lo que comúnmente denominamos como "mermelada", lo cual valida la idea de los árboles frutales.) Una tierra rica en leche y miel, en medio de una región desértica, podría considerarse como una preciosa promesa de parte del Señor.

Deuteronomio 8:9.Tierra de trigo y cebada, de vides, higueras y granados; tierra de olivos, de aceite y miel.

El vino, el aceite de oliva y el trigo (pan) eran las provisiones principales de Israel, por esto es que cuando Dios usa al profeta Joel para hablar de restauración a Israel, luego de la gran devastación de sus cosechas por medio de una plaga de langostas, en Joel 2:19 dice: Responderá Jehová y dirá a su pueblo. He aquí yo os envió pan, mosto y aceite, y seréis saciados de ellos.

 Deuteronomio  8:9: Tierra que no comerás  el pan en escasez, en ella no te faltará nada, tierra cuyas piedras son hierro, y de cuyos montes sacarás cobre, y comerás, y te saciaras, y bendecirás a Jehová tú Dios por la buena tierra que te habrá dado. El salmo 23:1 dice: Jehová es mi pastor, nada me faltará.

 III.- La provisión de Canaán no debe alejarnos de Dios, más bien debe motivarnos a ser agradecidos y ayudar la obra de Dios y a los demás. 

Guárdate, que no te olvides de Jehová tu Dios, para no observar sus mandamientos, y sus derechos, y sus estatutos, que yo te ordeno hoy.

El problema no está en tener abundancia, sino en qué lugar ponemos la abundancia, alguien dijo el problema no es tener dinero, sino que el dinero te tenga a ti, El Apóstol Pablo expreso en Filipenses 4:12:

 Se vivir humildemente, y se tener abundancia, en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia, como para padecer necesidad, Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

El peligro está en enfocarnos más en las bendiciones, que en el Dios que las da, y no entender el propósito de la provisión de Canaán: que podamos disfrutar de lo que Dios nos da, es verdad, pero nuestra motivación debe servir a otros, ayudar a la obra de Dios, invertir en el reino, compartir con otros.

Cuando Moisés  envió los 12 espías para inspeccionar la tierra de Canaán, dos de ellos trajeron del fruto de ella, en Numeros13:23 dice lo siguiente: Y llegaron hasta el arroyo de Escol, y de allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, el cual trajeron dos en un palo, y de las granadas y de los higos. La provisión de Canaán es para que sea compartida con otros.

blog comments powered by Disqus